17 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

'¿Si tomo todos los fines de semana, soy alcohólico?' Esto advierten los especialistas

La mayoría no sabe que lo es o no lo reconoce porque se ven a sí mismos como personas responsables, pero los fines de semana toman de una manera desenfrenada.

'¿Si tomo todos los fines de semana, soy alcohólico?' Esto advierten los especialistas En el Perú entre un millón y un millón y medio de personas son alcohólicas y muchos no lo saben. (Foto: Shutterstock)

¿Cuando es ‘fin de semana’ crees que ‘tu cuerpo lo sabe’ y sales a tomar o ‘tienes sed’, pero no de agua, sino de alcohol? ¡Cuidado! podrías ser parte del más de un millón de peruanos que es alcohólico o alcohólico de fin de semana (que necesita tratamiento) y no lo sabe o no lo reconoce. ¿Cuál es la frontera entre un alcohólico y un bebedor social? Conversamos con Milton Rojas, especialista de Cedro , quien nos señaló los criterios validados en todo el mundo para definir a un alcohólico y diferenciarlo de un bebedor social:

Alcohólico de fin de semana

La mayoría no sabe que lo es o no lo reconoce porque se ven a sí mismos como personas responsables, pero los fines de semana toman de una manera desenfrenada. Los criterios para identificarlo son:

1. El alcohólico tiene incapacidad para abstenerse: Cuando hay un ofrecimiento de alcohol hacia el alcohólico, esta persona no puede rechazarlo. “Le es imposible decir ‘no’ por la incapacidad para abstenerse” (Este criterio está condicionados a factores externos, culturales o a la personalidad)

2. Incapacidad para detenerse: Es el marco conceptual del alcoholismo. Se da cuando el alcohólico comienza a tomar un vaso o una copa de alcohol y luego no para. Sigue con el segundo vaso, luego pide un tercero y más porque presenta incapacidad para detener el consumo. “Esta incapacidad grafica la pérdida del autocontrol”

3. Presencia de la tolerancia: “La tolerancia es el fenómeno a través del cual gradualmente nuestro sistema nervioso central se va habituando y condicionando a la presencia del alcohol. Por lo tanto, voy a tener que incrementar la cantidad de consumo para sentir sus efectos”.

4. Síndrome de abstinencia: “Esta también se presenta en los llamados alcohólicos de fin de semana. Personas que de lunes a viernes no toman ni una gota del alcohol (son ‘padres ejemplares’, ‘trabajadores’, ‘responsables’) pero basta con que llegue el viernes en la noche o el sábado para no solo tomar, sino emborracharse”. El síndrome de abstinencia se da cuando esa persona, por algún motivo (problemas o falta de dinero), no puede tomar un fin de semana y entonces su cuerpo reacciona de forma negativa: hay sudores, palpitaciones, irritabilidad, agresividad y hasta temblores. También siente mucho deseo por tomar (como una sed pero no de agua) y cuando comienza a serlo se tranquiliza.

Consumidor social:

Son personas que beben una o dos copas y con mucha facilidad dejan de tomar. No toman frecuentemente o ingieren alcohol una vez a la semana para acompañar las comidas pero no se exceden y ejercen toda su capacidad de controlarse frente al alcohol.

¿Qué hacer si un familiar o yo soy alcohólico de fin de semana?

Los alcohólicos al igual que los adictos, suelen no tener conciencia de su enfermedad, son resistentes a la ayuda y tiene justificaciones para tratar de convencer al entorno que todo está bajo control. Esa resistencia hace que el consumo se cronifique por años. Hoy la psicoterapia para los alcohólicos no necesariamente se inicia con la presencia del paciente. La familia puede comenzar un periodo de consejería o terapia familiar para saber qué ha estado haciendo y qué no deben hacer y así ayudar al paciente. Así la familia podrá introducir cambios en el alcohólico o convencerlo de que reciba ayuda.

Cedro brinda consejería a través de dos teléfonos de emergencia 447 5837 y 445 6665. La ayuda también se da a través de su cuenta de Facebook y de forma presencial.

¿Es posible que los alcohólicos de fin de semana se curen sin tratamiento?

“Hoy se habla de la recuperación natural, sin ayuda profesional. Sin embargo, esa recuperación suele estar asociada a un suceso tráfico que haga que la persona deje de tomar: la muerte de un familiar, una enfermedad, caer en desgracia económica. Eso es como un golpe en la cabeza que te puede hacer reflexionar. Pero no funciona en todos, por lo general van a necesitar ayuda”

p=. “NOTAS RELACIONADAS”

¿Por qué los niños no deben ser expuestos a la tecnología y videojuegos a temprana edad?

Cómo reconocer si tu pequeño sufre de tecnoadicción

Parejas que se emborrachan juntas tienen relaciones más duraderas

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada